Dos fallos conciben a la entrevista en "Cámara Gesell" como entrevista testimonial y la diferencian de la pericia

04 de Enero de 2011 | Córdoba

Dos fallos de abril de 2010 de la provincia de Córdoba -uno del Tribunal Superior de Justicia y otro del Tribunal Federal Nº 2- hacen alusión con claridad a la diferencia entre ambos actos probatorios y conciben a la entrevista de declaración testimonial a una niña como una testimonial y no una pericia. Esto resulta relevante para el debate inaugurado en el Foro de Discusión de esta página sobre la naturaleza jurídica de este acto y los efectos jurídicos y procesales que esto trae aparejado. 

En P.,E.R. S/ ABUSO SEXUAL,del 28/4/2010,la sala Penal del Trib. Sup. Just. Córdoba, siguiendo la línea de los fallos "Vaudagna", S. n. 209, 14/08/2008 y "Mendoza", S. n. 21, 27/02/2009, considera que las declaraciones prestadas bajo el sistema de Cámara Gesell son testimoniales y no pericias "de modo que no rigen para éstas las exigencias previstas bajo pena de nulidad para las pericias... Máxime cuando durante el juicio el encartado y su defensa vieron la filmación de tales deposiciones (fs. 182 vta.) imponiéndose de todo su contenido, aprobando su introducción al juicio sin formular ninguna pregunta ni solicitar una nueva realización de tales exposiciones".

En P., H. R. S/ TRATA DE PERSONAS MENORES DE EDAD del 27/4/2010, del Trib. Oral Crim. Fed. Córdoba, n.2, se expresa que las declaraciones obtenidas a través de Cámara Gesell son pruebas con plena validez, obtenidas a través del trabajo de una profesional con experiencia, y que no son una pericia. A través de ellas, se puede obtener información sobre cuestiones fácticas relativas a los hechos bajo investigación, y que contribuyen al plexo probatorio a disposición del tribunal.

"Si bien el interrogatorio que dicha profesional mantuvo con las menores no constituye una pericia, entiendo resultan determinantes las apreciaciones y conclusiones a las que la misma arriba y tienen plena validez como elemento de convicción a los fines de acreditar la conducta atribuida a P. Considero de vital importancia lo dicho respecto a que el relato de las menores obedecía a una situación real, porque aportaron muchos detalles que no podrían haber sido brindados si realmente no hubieran vivenciado tal situación. Cabe señalar en esta oportunidad que el sistema de declaración o testificación través de la cámara Gesell está reconocido por nuestro Código de Rito en sus arts. 250 bis y 250 ter del CPen., con lo que su procedencia como medio de prueba es totalmente valido y reviste una enorme veracidad testimonial por su cercanía con las victimas. Asimismo estimo oportuno remarcar que dichas entrevistas no se tratan de un peritaje, sino de la declaración de una testigo que declara sobre hechos conocidos en una relación psicólogo paciente y cuya información debe ser valorada a partir de su carácter profesional y la circunstancia de haber atendido a las victimas después del hecho."
 

Puede aportar su opinión sobre esta temática en el Foro de Discusión.